miércoles, 13 de octubre de 2021

ADEGAS ALGEIRA

 

Adegas Algeira




Siempre me he reconocido públicamente enamorado de la Ribeira Sacra, del entorno natural y del conjunto románico, más bonito del mundo, del paraíso terrenal donde cuerpo y alma se unen en un solo ser. Y hoy os quiero acercar con esta entrada en mi blogg, esa esencia de la mística y mágica Ribeira Sacra, acercarnos corazón a ella y a saborear sus paisajes, a oler e interpretar sus sentidos más profundos, y creo que no hay mejor manera para ello que adentrándonos en uno de sus referentes enológicos, que han sabido conjugar en una botella esa esencia. Dejarme que os guie en estas cuatro letras, por el sentimiento y pasión de adega Algeira, hacia ese entorno.


 Fernando Gonzalez de Adegas Algeira es uno de los pioneros de la zona, se podía decir que uno de los padres, de la viticultura de calidad de esta emblemática y preciosa comarca vitivinícola.

Aunque, realmente, y en valor de la verdad, me va a ser muy difícil hablaos de esta bodega. Siempre que escribo algo en mi blogg, suele ser sobre un vino determinado, o también sobre una bodega singular o diferente.



Pero hablar sobre Adega Algeira, se debería de extender, mucho, pero mucho más allá de lo que habitualmente hablo, hoy debería explicar sus afamados y exquisitos vinos elaborados con uva Mencía, pero tambien con variedades locales como la Caíño, Sousón, Brancellao y Merenzao. la genialidad de su Godello, la sutileza de estos blancos grandiosos, del cual destaco el Godello barrica Cortezada que posiblemente y a mi criterio es el más significativo de la Ribeira, pero tendría de seguir hablando de su gran proyecto dinamizador de la zona, de la recuperación de viñas, parajes y lugares emblemáticos y maravillosos, que crean la silueta del entorno, como no, de su oferta en gastronómica, con ese restaurante que dispone en la propiedad, donde comer es como  comulgar con el mismísimo “altísimo”, un restaurante precioso rodeado de naturaleza, donde han respetado la fisonomía tradicional de la casa actualizándola con  mimo, cariño  y mucho gusto, donde la Unesco, ya tan solo por esa experiencia incorpórea, debían tan solo por ella declarar a la Ribeira Sacra patrimonio de la humanidad. Tendría de hablar también, de un secreto  que guardan dentro de la propiedad, y es un aceite de olivos  de sus fincas, un aceite con el encanto de la Ribeira Sacra único, aromático, sabrosísimo, procedente de aceitunas de las variedades locales: la Brava y la Mansa. Pero posiblemente lo que hoy destaco en esta entrada, es de la persona, de la pasión, a veces extrema, de Fernando, alma mate junto a su mujer Ana de todo este proyecto maravilloso, que aúna gastronomía, enología y turismo. Sin duda su pasión contagia. Contagia amor por el territorio por  tradición, que él sabe  plasmar como si en una obra de arte se tratara en la  excelencia de todo aquello que toca, trasmitiéndosela a todo y todos los que les rodean, haciéndosela que sea suya propia. Es el  sueño hecho realidad de un visionario que ama su tierra y es embajador de ella, exportándola de la mejor manera, en forma de vino.





Sabéis también que una de mis citas favoritas, es decir que el vino es un paisaje que está en estado líquido, que es la imagen liquida del sabor y aroma del entorno, que es el alma del lugar encerrada en él,  que también es, el sentimiento de quien lo elaboradora, de su sueño y de su tiempo. Y que si se conjuga todo esto, tenemos el vino ideal, que al margen después de los gustos personales nos pueda gustar más o menos, pero sencillamente eso es la esencia de la genialidad. Y desde luego, todo esto, se confirma cuando disfrutas de  los vinos sublimes de Adegas Algeira.




Me encantaría, que con esta entrada, yo por un momento también os haya contagiado un poquito de pasión por la Ribeira Sacra, y que os animéis a conocerla, a conocer el territorio, su naturaleza, su entorno, sus viñedos y bodegas, y lo mejor sus gentes, gentes como Fernando, que os tramitarán la emoción de tan noble tierra.


¡Salut i bon vi!

Y en recuerdo y homenaje a mi amigo Pedro Cano, ¡por ti amigo!, 

¡POR LOS PRESENTES Y LOS AUSENTES!

lunes, 24 de mayo de 2021

ELISENDA

ELISENDA 

Superar la excelencia, puede ser una tarea difícil, una quimera que tan solo unos pocos perfeccionistas son capaces de realizar, una epopeya solamente apta para aquellas personas que sienten que  su trabajo, es su pasión.

Esta es sin duda alguna, la principal premisa y constancia de Josep Mitjans Buxens y de Teresa Ninn, que junto a su equipo hacen de esta filosofía su razón de ser. Josep es un enólogo y viticultor,  que elabora vinos y espumosos, bajo el sello de la perfección de la marca  Loxarel, afamada bodega amparada a d.o. Penedés y sus espumosos bajo el paraguas de Clasic Penedés.




Los vinos y espumosos de Loxarel, están en un nivel cualitativo muy alto, premisa que distingue  a la marca desde sus inicios. Josep es la cuarta generación de viticultores y dedica su vida a crear vinos personales, únicos con alma y expresión,  siempre teniendo como horizonte la elaboración de  vinos de alta calidad, esto es fruto del trabajo  de una viticultura ecológica y biodinámica, que tiene como  objetivo el respeto máximo, el trabajo hecho a la viña, vinos con procesos simples y honestos, con la mínima intervención y la mínima adicción posible de productos químicos o de síntesis. Además Josep es un  maestro en el noble y ancestral método de elaboración de vinos en ánfora, además de un defensor entusiasta de las variedades autóctonas.



Ya conocemos de el productos tan  afamados y maravillosos como sus espumosos singulares: MM, Refugi o 109 de Loxarel entre otros. Pero hace unos días he tenido el placer y el privilegio de poder probar un par de cosos nuevas de Loxarel de las que os quiero hablar, uno es un Xarel.lo criado bajo velo flor en crianza biológica, un vino tranquilo del cual en breve escribiré de él, y por otro lado un espumoso rosado, sutil y magníficamente elegante, que es el cual hoy os quiero acercar, el Elisenda.



Al empezar esta pequeña crónica de Josep y Loxarel, decía que superar la excelencia es difícil, y solo apto para aquellas personas más inquietas, puesto que sacar algo nuevo es arriesgarse mucho cuando tu listón esta tan alto, como el que procesa esta bodega, pero eso no es dificultad para Josep, que sin duda en ambos productos la superación roza la excelencia.

Elisenda es una propuesta novedosa,  muy fresca y elegante, de un espumoso rosado nada convencional,  que para su elaboración se han utilizado variedades autóctonas, singulares y nada habituales como el Xarel.lo vermell y la Parellada Montònega, esta ultima un fenotipo de la Parellada cultivada en altura, ambas variedades provenientes del   Pla de Manlleu de la DO Penedès,a una altura de más de 700 metros sobre el nivel del mar. Elisenda nos ofrece una oferta llena de sorpresas maravillosas, un perfecto vino efervescente de crianza larga, lo que le confiere una  fina y constante burbuja elegante de precioso pelaje, de bonito y llamativo  color rojo cereza brillante, con una nariz muy rica en matices, intensa y sumamente compleja, llena de recuerdos de frutas rojas, cerezas, matizado todo ello con una bollería magnifica, tostados, que le dan sin duda carácter y sutileza, boca muy fresca y con gran estructura largo al paladar, donde se paladea las frutas rojas y las frutas del bosque, ¡maravilloso!.



Elisenda ha venido a engrosar el catálogo de bodegas Loxarel, con fuerza y mucha garra, con una bonita presentación y un precioso estuche, que sin duda lo convierte en un regalo perfecto para aquellas personas que amamos, sin dudarlo Elisenda tiene un futuro maravilloso en la marca.

 

 

jueves, 5 de noviembre de 2020

MAS MALLOLA 2017 MARCO ABELLA DOQ PRIORAT

 

MAS MALLOLA 2017

MARCO ABELLA

DOQ PRIORAT

Lorca decía: “Me gustaría ser todo de vino y beberme yo mismo” que reflexión más maravillosa, aunque entiendo bajo mi mirada que mejorable, pues posiblemente yo diría: “Me gustaría ser todo MARCO ABELLA y beberme yo mismo”.



La maldita pandemia nos obliga a cerrar nuestros negocios, y qué decir que ello es un descalabro económico, pero hay que sacar el provecho también de los momentos más difíciles y  aprovechar todo lo que se pueda de esa miseria. Hay que aprovechar ese tiempo, para estudiar y reciclarse dentro de mi maravillosos oficio de sommelier, catar también es una parte de ese tiempo de ese  estudio, descubrir vinos y bodegas tan cercanas a ti, pero que de alguna manera ibas dejando aparcadas para otro momento.

Ese ha sido el caso del CELLER MARCO ABELLA, de la doq Priorat un lujo de bodega, viñedos y vinos, para el deleite de los sentidos.

Bodega de carácter familiar, desde el siglo XV la familia Marco esta presente en el Priorat, en concreto en el municipio de Porrera, como  consta en el primer censo de Cataluña, en 1497. Desde entonces hasta ahora, haciendo un pequeño parón causado por la Philoxera, la familia ha estado presente siempre en el panorama vitícola catalán.

La actual generación David Marco y su esposa Olivia crean la bodega en Porrera en 2005, consolidando así firmemente el legado vitícola de la familia.

Vino con expresión y alma, con sentimiento y ternura, vinos que  trasmiten  en ellos el paisaje de la zona, a la vez que la pasión con la que han sido elaborados,  amables, rotundos y lo que más me gusta de ellos frescos.


 Estos días me ha dado tiempo a prestar atención en ellos y destaco hoy uno de ellos, Mas Mallola 2017

Mas Mallola 2017 Nace de la uva de la finca del mismo nombre, parcela con suelo de pizarra plantada en 1998, viñedo con idiosincrasia propia llegada de su altitud a 600 metros de altura, Mas Mallola es el fruto de un copage entre Garnacha y Mazuelo, en proporción de un  70- 30%  y con envejecimiento en madera nueva, de unos 15 meses, sin duda un maravillosos Priorat de corte rotundo, que es capaz de trasportarte a los paisajes de pizarra en costers, en  donde empieza todo. Priorat, con el carácter marcado elegante, sutil, sensual y carismático,  lleno de frescura y amabilidad, en donde  las frutas negras maduras son sus notas más marcadas, los arándanos, las  moras maduras e incluso ciruela, nos inundan de placer realzados por unos  recuerdos leves pero  sutiles y sumamente elegantes de las maderas de las barricas nuevas donde envejecen, junto a ese final apoteósico fresco, potente, rotundo que nos incita a seguir con una copa más, descarada su mineralidad su marca de carácter presente de principio a fin, dándole una personalidad propia, creando carácter propio sin escusas, un vino profundo, con sentido y con personalidad, sin duda alguna un vino  no apto para cursilanimes. 



Dejarme acabar, insistiendo con la cita con la que he abierto esta entrada del blog, “quisiera ser todo  más Mallola y beberme yo mismo”

Salut y Marco Abella.

miércoles, 14 de octubre de 2020

¡¡Basta ya!!

 


¡¡Basta ya!!, esto es inaguantable, esto es  una barbaridad de agravio, es la ruina del sector hostelero, de verdad… ahora quince días cerrado. Como vamos a superar esto.

¡Vamos a ver!, esto se lo dedico a las cabezas pensantes que han decidido este cierre.

Como ya  he dicho, ¡vamos a ver!… esta “ronda” quien la paga, porque siempre la pagamos los mismos,  lo quisiera saber si es posible, para preparar el ticket y a ver a quien se lo mando, ¡siii ¡el ticket de esta “ronda” . A ver cabezas pensantes si antes de que nos cierren, vean ustedes en el los gastos que conlleva su acción, ¿Qué, que gastos estamos hablando…?. Pues verán los alquileres e hipotecas de nuestros locales, la seguridad social o autónomos que a  cada de nosotros nos reclaman cada mes , los sueldo de esos camareros y camareras que necesitan en sus casas,  ese dinero para poder vivir, los gastos de servicios y suministros , y tantos, y tantos,  más.

A ver cabezas pensantes, que seguro tenéis detrás de este plan buenas intenciones, nadie os lo niega, que con el que queréis aplanar la curva de contagios y que seguro la aplanareis, que es necesario pues también, pero… no os dais cuenta que lo que estáis aplanando es la posibilidad de recuperación económica de un sector el hostelero que ya no puede más, que estamos luchando para salir adelante  con el 50% de nuestro aforo, que cada día es más difícil sobrevivir y hacer frente a los gastos de nuestros locales , que es una incertidumbre diaria, que en definitivo es una lucha para sobrevivir y no echar el cierre nada más, que tan solo se busca el llegar a fin de año con el mínimo de deudas posibles.  

De verdad cabezas pensantes piénsenlo  bien lo que hacen y actúen con cordura, y si lo hacen ayuden de verdad al sector no esperen a cuándo sea demasiado tarde, a que nuestros locales no puedan más y cierren, cuente que en ellos, en esos locales, este colectivo da trabajo a muchas personas.

¡¡¡Bueno con este escrito, ya he descargado mi derecho a la pataleta, a la rabieta!!!  Pero espero aun cabezas pensantes, nos digan donde enviar el ticket de esta “ronda”.

Salut i vi.

lunes, 27 de julio de 2020

M'ho ha dit un ocellet 2017

M'ho ha dit un ocellet 2017

 

Sin duda alguna, si lo que buscas es saborear y paladear el Priorat, con su esencia y estilo propio, este es tu vino, pero además con un estilo moderno y desenfadado, fresco, actual a la vez que sutil y elegante.

Conjunción de adjetivos que con ellos he intentado introducíos y daos a conocer un vino DOC Priorat, que me sorprendió mucho, de forma muy grata, a la vez, que redescubrí otra manera de ver el Priorat quizás de una manera más coloquial, pero con la impronta de la zona y su elegancia celestial.

Os hablo de M'ho ha dit un ocellet 2017, un vino elaborado en la bodega Mas d'en Perí. En Porrera corazón del Prtiorat, este vino es el fruto de la pasión y el amor por la tierra y la enología de Iduvina Olmedo.


Iduvina estudia enología en la escuela Jaume Ciurana, y tras de ello colabora en múltiples proyectos hasta que decide hacerse cargo de la masía familiar Mas de Perí. Esta masía  es originariamente una casa pairal de mediados del XIX, adquirida a finales de los 50 por la familia de Iduvina. Ella es la tercera generación que trabaja la tierra, y la primera en decidirse a la aventura de la elaboración de vino, lo cual os digo que afortunadamente, pues es un gran placer deleitarse con su proyecto.

La finca consta de17 ha de las cuales de momento tan  solo hay 4 plantadas con viña. Hace 15 años, el padre de Idulvina, decidió plantar garnatxa y carinyena variedades muy bien adaptadas y consolidadas en el Priorat. Ahora con el crecimiento del proyecto, ha decidido plantar 3 ha más de variedades blancas y algo más de garnatxa.


Suelos de licorella (pizarra) pobres en terrazas estrechas con dos hileras de viña  y con la formación de la viña con un solo brazo, con ello se intenta  que elo vino resultante sea un la máxima expresión del paisaje, ese paisaje tan maravilloso y único que ofrece esta tierra.

Con todas estas premisas el resultado es un gran vino, maravillosos, cereza picota, cubierto con mucha extracción, con lindos ribetes cardenalicios, fragante, con muchísima intensidad y complejidad de aromas, matizados en frutas negras maduras, higos, muy balsámico, y de boca bien estructurada, carnoso, muy largo, sutil y elegante, sin duda la expresión del terroir Priorat, de la garnatxa, y la sutileza de las carinyenas  que envuelven esos lindos parajes.

Priorat y M'ho ha dit un ocellet 2017,para disfrutar de este verano. salut i vi.


domingo, 28 de junio de 2020

Pago de Ina


Pago de Ina

Hace días que tenía pendiente hablar de la bodega Pago de Ina, pero la situación familiar y también el momento poco agradable de la pandemia, de alguna manera me retiraba del teclado, me alejaba de él, sin ganas de escribir ni siquiera de pensar,  hoy con ganas y fuerzas renovadas he acabado este escrito para que podáis conocer una bodega y unos vinos que me han sorprendido gratamente y es de justicia llevároslo hasta vosotros.

Bodega y vinos que conocí hace algún tiempo de la mano de un buen amigo Rafa, entusiasta de la buena mesa y del vino, al que por ponerle algún defecto no es colomense, pero aun así he de decir que es una  gran persona que dedica  parte de su vida a muy buenas obras sociales.




Cerquita de la milla de oro en pleno corazón de la D.o. Ribera del Duero se encuentra la población de Olivares del Duero, paraje idílico rodeado de viña y tradición vitícola.

En este Paraíso terrenal de la viña encontramos la bodega Pago de Ina, una bodega que elabora  unos vinos más que sorprendentes, con uvas procedentes de viñas de más de 30 años, llegando algunas de ellas a superar  los 60 años, plantadas sobre suelos pobres calizos,  a una altitud de entre 600 y 800 metros sobre el nivel del mar.

Una bodega donde el mimo hacia  su viña y  la elaboración de sus vinos es su premisa más importante, haciendo de esta premisa su más preciado tesoro. El resultado, de esta pasión son unos vinos de gran calidad, maravillosos de corte actual moderno, muy fresco y abierto, donde la sutileza y la elegancia es su principal cualidad.

La elegancia de sus vinos es reflejo de su terroír, viñedos en altura en zona que aflora en superficie la capa de caliza, que puede llegar a tener hasta medio metro de grosor, un privilegio que tan solo podemos encontrar en los viñedos más privilegiados del mundo.

Vinos expresivos, amplios en boca con matices sutiles y refinados, bien trabajados. La vendimia se realiza de forma manual, en pequeñas cajas de 20 Kg que ayudan a mantener el estado óptimo de la uva hasta su llegada a la bodega. Se aplica una primera selección de racimos en la propia viña, y una segunda selección en mesa de selección a la llegada a la bodega.


La uva se despalilla y, sin estrujar, se procede al encubado para realizar la fermentación a una temperatura controlada de 24ºC aplicando suaves remontados.

Pago de Ina realiza una crianza de 14 meses en barricas de roble francés, y se le aplican trasiegos cada 3 meses. Una vez finalizado el envejecimiento, reposa en botella durante 1 año antes de salir al mercado.

Pago de Ina remarca calidad en cada uno de sus vinos, impregna buen hacer en cada rincón de su bodega, y nos llena de placer el paladar y el alma,,

Salut i Pago de Ina. 



jueves, 11 de julio de 2019

POLLO

POLLO de JORDI VALLS




Los poquitos ratos libres que puedo mirar de aprovechar para mí, que son muy poquitos, me encanta rodearme de una buena lectura, acompañada de una copa de buen vino, y esto es justo lo que he hecho este fin de semana, y  he leído parte del poemario POLLO, de mi querido amigo Jordi Valls.

Para quien no lo conocéis, Jordi es un poeta  Colomense, de los de carácter Colomense, muy  comprometido con la ciudad, y con el cual disfruto mucho cuando coincidimos y ambos tenemos un poquito de tiempo libre, y en esos pequeños intervalos de tiempo lo aprovechamos para entablar una ardua conversación en ocasiones  banal, o no, pero desde luego  siempre llena de buen saber y sumamente intelectual, un placer sin duda,esos pequeños ratos de conversación tan positiva.

Lo interesante y cierto es que la lectura de POLLO, me ha trasmitido, paz espiritual, al tiempo que sin saber porque me evocaba aromas, sabores y recuerdos que mi mente, extrapolaba a sensaciones gratificantes y placenteras que solamente ciertos vinos llegan a desarrollar, una lectura que hacía volar mi mente al frescor puro y natural de la ribera Sacra, a ese entorno privilegiado y natural, a la vez que complejo esotérico y místico. Me integraba como por magia  a esos lienzos cromáticos cambiantes, que según la época del año, van pintando el entorno y paisaje gallego, pero también como por asistencia e influencia de las meigas, a esas largas y maravillosas mañanas de una niebla gris eterna.



Desde luego nada que ver posiblemente con el temario poético de POLLO, ¡o si!, ¡o no!, ¡no sé!
 Pero lo que sí creo,  es que esa levitacion no corporea, se debía a  la lectura de la poesía surrealista, casi mística, espiritual que trasmite Jordi Valls, casi como si de un Chaman se tratara. Jordi, es el narrador de las escenas más singulares y estrafalarias pero a su vez, las mas armónicas y conjugadas que un ser pueda imaginar.
Interconectar la mente con el cuerpo en una sensación zen, es de lo más difícil, para los que como yo, nuestra vida la vemos pasar en un estado de  stress continuo y endémico, esa sensación tan grata de relax, tan placentera, tan gratificante sin duda no tiene precio.
La poesía prosaica de Jordi, irreverente y singular, única, seria su definición, donde no eres capaz de definir lo que es humor irreal, de la realidad reinterpretada, es sin lugar a duda el aroma y sabor de un buen Godello de la Ribera Sacra, donde la fruta fresca es combinada con el castaño y la Acacia, donde el sotobosque de fondo reinterpreta el vino, y los atisbos de la humedad matinal de los cañones del Sil, es la prosa en aroma.
Destaco de POLLO, sin dudarlo el alegato a su pueblo, a la referencia de los gigantes que se garrotean, de Isaias que “caga” en la viña del Sabater, del sabor  surrealista, que reivindica el civismo, la multiculturalidad de ese pueblo situado a los pies de la Vall de Carcereña, oda libre y despejadora de la mente y el alma. Así es GRAMENETUM.



Jordi, cabal y sensato, ha sido capaz de montar el POLLO de sabores, de aromas y de sensibilidad con su poesía, salut i POLLO.